cerrar
revisión

Cuándo hacer una revisión periódica y qué se revisa

1024 575 Fiateira Motor

Es sabido que un buen mantenimiento de tu vehículo es fundamental para su seguridad. La intención de mimar a nuestro coche la tenemos pero, a veces, por desconocimiento no lo revisamos lo suficiente. Cada fabricante marca un periodo máximo en el que hay que realizar una revisión, si queremos conservar la garantía. Una vez que este se acaba, es fundamental  hacer revisiones periódicas para controlar el desgaste y realizar mantenimientos preventivos para alargar su vida útil.

Para ayudarte, elaboramos una guía para que sepas cuándo hacer una revisión periódica y qué se revisa, así sabrás cuándo traerlo al taller y lo que miraremos. De todas formas, acuérdate de que es una guía aproximada y no una norma: cada fabricante indica lo que considera oportuno.

Clasificación por km

  1. De 10.000 a 15.000 km / 12 meses. Se realiza el primer cambio de aceite y se cambia el filtro. Se revisan los filtros de aire, antipolen y de combustible, que se cambiarán si es necesario. También se revisa el estado de las bujías en vehículos de gasolina y el sistema de escape. En general, se comprueban las correas de servicio, las pastillas y los discos de freno, la presión y el estado de los neumáticos, el sistema de iluminación y todos los niveles de líquidos.
  2. De 30.000 a 35.000 km. Se concentra sobre todo en la validación de los sistemas de seguridad activa y pasiva, el líquido anticongelante y una supervisión más minuciosa de los procesos que ya se revisaron en la primera.
  3. A partir de 60.000 km. Se vuelven a revisar todos los puntos mencionados anteriormente, además de verificar exhaustivamente el nivel del líquido de frenos y sustituirlo o sangrarlo si fuese necesario. Por último, también se deberá revisar la correa de distribución, ya que una rotura tendría consecuencias horribles para el motor. Dependiendo del fabricante se recomienda cambiarla entre los 80.000 y los 120.000 km.

Clasificación por elementos clave

  • Aceite. Se sustituye cuando indique el fabricante – entre 5.000 y 30.000 km- pero revisa los niveles con frecuencia. Debes de mirarlo una vez al mes aproximadamente (si el coche es antiguo con más frecuencia) y siempre antes de un viaje largo.
  • Refrigerante. Conviene hacer una revisión cada 20.000 o 30.000 km, y sustituirlo antes de que pierda propiedades cada 40.000 km o dos años.
  • Agua del limpiaparabrisas. Es recomendable llevarlo medio lleno, ya que además de que un parabrisas sucio es peligroso, también te pueden poner pegas en la ITV.
  • Filtros. El del aire conviene cambiarlo cada 15.000 km aproximadamente. En los vehículos de gasolina el filtro de combustible hay que cambiarlo cada 40.000 – 80.000 km y en los diéseles cada 30.000 – 60.000 km. El filtro antipolen se deberá sustituir cada 15.000 km o cada año.
  • Neumáticos. El buen estado de los neumáticos determina su adherencia y su capacidad de frenada, y como consecuencia, tu seguridad. Debes de revisar que no tengan nada clavado siempre que puedas, y hacer una revisión de la presión una vez al mes. Se deben de cambiar cuando la altura del dibujo esté en 1.6 mm o por debajo, pero nosotros te recomendamos no bajar de los 2 mm.
  • Correa de distribución. Es muy importante su mantenimiento ya que una rotura es un gasto muy elevado, tanto que incluso a veces no merece la pena cambiarlo. Se revisa cada 80.000 – 100.000 km. Algunos kits incluyen bomba de agua. Si es el caso, se suele revisar y cambiar conjuntamente.
  • Sistemas de escape y catalizadores. Depende de muchos factores, pero suelen dejar de cumplir su función a los 60.000 – 80.000 km.
  • Líquido de frenos. Es conveniente revisarlo un par de veces al año, y cambiarlo cada dos años aproximadamente.
  • Líquido de dirección. Revisar una vez al año.
  • Otros. Comprueba la iluminación una vez al mes y revisa que el aire acondicionado no suba mucho de los 22°, ya que incrementaría mucho el consumo del coche. Ojo con los manguitos y tubos de goma: a partir de los 10 años o 200.000 km, empieza a sospechar de ellos, ya que se hinchan, pierden rigidez y se vuelven quebradizos.

Para finalizar, te recomendamos que dejes siempre tu coche en manos de profesionales, ya que ellos ven detalles que al resto nos pueden parecer insignificantes.

Te recordamos que en Fiateira Motor disponemos de servicio de taller para hacerse cargo de todas las revisiones y mantenimientos de tu vehículo. Pide cita y despreocúpate, ¡nosotros nos encargaremos!

Comparte esta noticia:

Dejar una Respuesta

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by